Propiedades farmacológicas del Aloe Vera

VITAMINAS


– Vitamina A y precursores (retinol y betacarotenos). Formación y mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel. Produce los pigmentos en la retina del ojo. Anticancerígeno

Aloe Vera

Aloe Vera

– Vitamina B1 (tiamina). Ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía. También es esencial para el funcionamiento del corazón, los músculos y el sistema nervioso.
– Vitamina B2 (riboflavina). Importante para el crecimiento corporal y la producción de glóbulos rojos e igualmente ayuda en la liberación de energía de los carbohidratos.
– Vitamina B3 (niacina). Ayuda al funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios. También es importante para la conversión de los alimentos en energía.
– Vitamina B5 (ácido pantoténico). Ayudan al organismo a descomponer y utilizar los alimentos, lo cual se denomina metabolismo. Juega un papel en la producción de hormonas y colesterol.
– Vitamina B6 (piridoxina). Es requerida por el organismo para utilizar la energía en los alimentos, la producción de glóbulos rojos y especialmente en el funcionamiento adecuado de los nervios. Protector neuronal.
– Vitamina B7 (biotina). Es un componente importante de enzimas en el organismo que descomponen ciertas sustancias como las grasas, carbohidratos y otras. Especial interés en la piel, pelos y uñas (tegumentos).
– Vitamina B9 (ácido fólico). Necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina. Es muy importante como anticancerígeno.
Vitamina B12 (cianocobalamina). Importante para el metabolismo, ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central. Previene la perdida de la facultad intelectual y refuerza la memoria y la concentración.

– Vitamina C (ácido ascórbico). Se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Estimula la producción de colágeno en los tejidos. Desempeña un papel antioxidante e inhibe los radicales libres. Estimulante del sistema inmune.
– Vitamina E (tocoferol). Antioxidante que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Estos radicales pueden dañar células, tejidos y órganos, y se cree que juegan un papel en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento.


MINERALES

– Calcio-Fosforo. Esenciales para la salud del sistema óseo-articular y muscular tanto esquelético como cardíaco.
– Cobre. Es un oligoelemento esencial para la salud. Posee importantes propiedades anticancerígenas, fuerte antioxidante, limita los daños de los radicales libres.
– Cromo. Controla y favorece la actividad de enzimas y ácidos grasos ayudando al cuerpo al controlar la glucemia y la colesterolemia.
– Germanio. Su efecto se reconoce sobre todo por su capacidad para reequilibrar el organismo, especialmente en casos de crisis de los sistemas inmunológico-defensivos como la autoinmunidad y las inmunodeficiencias. En la actualidad las investigaciones modernas están atribuyéndole nuevas propiedades.
– Hierro. Indispensable para nuestra respiración celular, necesaria para la síntesis de hemoglobina, destinada al transporte de oxígeno y que está formada por hierro. Su consumo regular ayuda a prevenir la anemia.
– Magnesio. Necesario para el funcionamiento correcto de la actividad muscular y funcionalismo del sistema nervioso.
– Manganeso. Elemento de gran poder antioxidante, ralentiza el proceso de envejecimiento.
– Potasio. Gracias a la colaboración del sodio, permite eliminar los residuos derivados de las oxidaciones y estimula la nutrición del organismo.
– Selenio. Está presente en nuestro cuerpo en cantidades mínimas, pero su utilidad es amplia, se considera una sustancia antitumoral y cataliza la actividad de enzimas que neutralizan los radicales libres.
– Silicio. Imprescindibles para la asimilación del calcio y su fijación sobre el hueso, para la formación de nuevas células y la nutrición de los tejidos. Favorece las actividades de los tendones y de los ligamentos y es uno de los elementos que ayudan a conservar firmes y elásticos los músculos. Mantiene la piel y el cabello en buenas condiciones.
– Sodio. Esencial para nuestro cuerpo, ayuda a regular el equilibrio hídrico y controla la cantidad de agua que entra y sale de las membranas celulares.
– Zinc. Es necesario para que el sistema inmune funcione correctamente. Juega un papel en la división y crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos.


AMINOÁCIDOS ESENCIALES Y NO ESENCIALES:

Esenciales: Lisina, Treonina, Valina, Metionina, Alanina, Leucina, Isoleucina, Fenilalanina,
No esenciales: Triptófano, Cisteína, Histidina, Arginina, Hidroxiprolina, ácido aspártico, Tirosina, Serina, ácido glutámico, Prolina, Glicina,


ANTRAQUINONAS:

Los derivados naturales de la antraquinona son glucósidos con acción laxante y purgante sumamente potente.
La Alonía es la más potente y la que produce diarreas y defecaciones repetidas (estos productos NO CONTIENEN ALOíNA, SE ELIMINA).
– Aloína. Sustancia que acelera la defecación (catártica). Estos productos la eliminan durante su proceso de extracción del jugo.
– Isobarbaloína. Analgésica y antibiótica.
– Barbaloína. Germicida.
– ésteres ácido cinámico. Calmante.
– Antraceno.
– ácido crisofánico. Fungicida.
– ácido cinámico. Detergente, germicida y fungicida.
– Emodina del aloe. Bactericida.
– ácido aloético. Antibiótico.
– Aceites etéreos.
– Antranol.
– Resitanoles. Bactericida.


MONOSACÁRIDOS Y POLISÁCARIDOS.

Son glúcidos, azúcares. Pueden ser simples (monosacáridos) o complejos (polisacáridos).
– Celulosa, Glucosa, Manosa, Galactosa, Aldopentosa, Fructosa, Arabinosa, Xilosa, Glucomanano, Acemanano (anticancerígeno).


ENZIMAS

Las enzimas son proteínas complejas que producen un cambio químico específico en todas las partes del cuerpo. Por ejemplo, pueden ayudar a descomponer los alimentos que consumimos para que el cuerpo los pueda usar.
– Oxidasa. Transforma el oxígeno en agua o peróxido de hidrógeno.
– Catalasa. Impide la acumulación de agua oxigenada (radicales libres) en los tejidos.
– Alinasa.
– Bradiquinasa. Acción antiinflamatoria y analgésica.
– Amilasa. Facilita la digestión de los hidratos de carbono.
– Proteasa. Facilita la digestión de las proteínas.
– Lipasa. Facilita la digestión de las grasas.
– Celulasa. Facilita la digestión de la celulosa.
– Nucleotidasa. Participa en la hidrólisis de los ácidos nucleicos.
– Fosfatasa. Libera grupos fosfato en distintas secuencias metabólicas, actuando en medio ácido (fosfatasa ácida) o alcalino (fosfatasa alcalina).


SAPONINAS

Son sustancias vegetales solubles, detergentes naturales con propiedades antisépticas y antibióticas. La propiedad más importante del Aloe Vera en la piel en relación con la desobstrucción de los poros son las propiedades saponificadoras de la combinación aminoácidos/polisacaridos, que transforman los depósitos grasos que obstruyen los poros en sustancias jabonosas de fácil eliminación con el aseo cotidiano.
Una de las sustancias más activas del Aloe en la saponificación es el ácido urónico, que reacciona con las sustancias grasas transformándolas en sustancias fácilmente solubles en agua. Esta limpieza de los poros facilita el intercambio de agua, produciéndose una hidratación de la piel, por eso el Aloe se la califica como humectante natural, en realidad es un poderoso astringente que tiene la propiedad de limpiar en lo más profundo, llegando a las tres capas de la piel, ya que la desobstrucción de los poros y conductos glandulares hace que sus agentes activos penetren con mayor facilidad hasta la capa más profunda.


LIGNINAS

La lignina es un polímero natural que permite gran número de transformaciones químicas. Su principal característica es que puede penetrar hasta las capas más profundas de la piel, potenciando el efecto del resto de las sustancias que componen el aloe. Esa gran capacidad de penetración la convierten en un remedio eficaz contra las afecciones agudas de estómago e intestinos. También se ha demostrado que actúa como protector hepático y antiviral, siendo especialmente útil contra la hepatitis.

Propiedades farmacológicas del Aloe Vera


BIBLIOGRAFÁ:
– Aloe Vera. Guía de orientación sobre las propiedades terapéuticas del jugo de aloe vera y sus aplicaciones. Dr. Ricardo Gampel.
– Aloe Vera. La planta que cura. Marc Schweizer.
– Cómo cura el Aloe Vera. Montserrat Mulero.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información..

ACEPTAR
Aviso de cookies